top of page

SIDA, Sangre de Cocodrilo contra el VIH

SYDNEY (Reuters) – Científicos del norte tropical de Australia están

recogiendo sangre de cocodrilos con la esperanza de desarrollar un potente

antibiótico para humanos, después de que las pruebas mostrasen que el

sistema inmunológico de los reptiles elimina el VIH.

El sistema inmunológico de los cocodrilos es mucho más fuerte que el de los humanos, previniendo las infecciones que ponen en peligro la vida tras

las brutales luchas territoriales que frecuentemente dejan a los animales

con heridas abiertas y sin extremidades.

“Se desgarran las extremidades unos a otros y pese al hecho de vivir en

este ambiente, con todos esos microbios, se curan muy rápidamente y

normalmente casi siempre sin infecciones”, dijo el científico

estadounidense Mark Merchant, quien ha estado recogiendo muestras de

sangre de cocodrilos en el Territorio Norte.

Los estudios iniciales del sistema inmunológico de los cocodrilos en 1998

encontraron que varias proteínas (anticuerpos) en la sangre de los

reptiles mataron bacterias que eran resistentes a la penicilina, tales

como la ‘Staphylococcus aureus’ o el estafilococo dorado, dijo el martes a

Reuters el científico australiano Adam Britton. Fue también un

exterminador más potente del VIH que el sistema inmune de los humanos.

“Si coges un tubo de ensayo de VIH y añades suero de cocodrilo tendrá un

mayor efecto que el suero humano. Puede matar a un número mucho mayor de

organismos virales de VIH”, dijo Britton, desde el parque de cocodrilos

Darwin, un parque turístico y centro de investigaciones.

Britton dijo que el sistema inmunológico de los cocodrilos trabajó de

forma diferente al sistema de los humanos atacando directamente a las

bacterias de forma inmediata cuando ocurría una infección en el cuerpo.

“El cocodrilo tiene un sistema inmune que ataca a las bacterias, las

aparta y las revienta. Es como poner una pistola en la cabeza de la

bacteria y pulsar el gatillo”, dijo.

Durante los pasados 10 días, Britton y Merchant han estado recogiendo

cuidadosamente sangre de cocodrilos libres y en cautiverio, tanto de agua

salada como dulce. Después de capturar un cocodrilo y cerrar su poderosa

mandíbula, los científicos extraen sangre de una gran vena existente

detrás de la cabeza.

Los científicos esperan recoger la suficiente sangre de cocodrilo para

aislar los poderosos anticuerpos y con el tiempo desarrollar un

antibiótico para uso humano.

“Puede que seamos capaces de tener antibióticos orales, potencialmente

también antibióticos que puedan usarse en las heridas, digamos que en las

heridas, digamos por ejemplo por úlceras diabéticas; los pacientes

quemados suelen tener la piel infectada y cosas así”, dijo Merchant.

Sin embargo, el sistema inmune de los cocodrilos podría ser demasiado

poderoso para los humanos y puede que tenga que ser sintetizado para el

consumo humano.

“Hay mucho trabajo que hacer. Puede que lleve años antes de que podamos

llegar a una etapa en la que tengamos algo para el mercado”, dijo Britton.

167 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page